Ecografía testicular

Los ultrasonidos son emitidos a través de una sonda, se reflejan y vuelven en forma de imagen. No son radiaciones ionizantes y las imágenes se obtienen en tiempo real, lo que permite ver el movimiento de los órganos o el flujo sanguíneo.

Es la primera prueba diagnóstica en pacientes con dolor testicular, inflamación, masa palpable o trauma.

La valoración del epidídimo ( colector del esperma producido en el testículo), el teste y la próstata.

Una causa de dolor agudo e inflamación suele ser debida a epididimitis. Si no se trata rápidamente puede evolucionar a un absceso y pérdida sanguínea testicular.

Un testículo no descendido aparece en el 3% de los nacidos a término. Su diagnóstico precoz es muy importante por su alta probabilidad de desarrollar neoplasia.

La torsión testicular supone una urgencia quirúrgica. Está relacionada con una ación en el desarrollo fetal y se manifiesta en la adolescencia con un fuerte dolor que puede llevar a la necrosis y pérdida del teste.

La mayoría de las masas palpables se encuentra en el escroto, fuera del teste y suelen ser benignas, las patologías malignas se caracterizan por ser masas intratesticulares y se pueden acompañar de colecciones líquidas anormales o vascularización anómala.

No es necesaria ninguna preparación especial.

Ecógrafo, ecografista experimentado y gel conductor de sonido.

El transductor actúa como un amplificador y un micrófono, las ondas vuelven y se obtienen imágenes de las distintas estructuras testiculares. El gel permite una mayor transmisión del sonido.

Se obtienen imágenes en tiempo real, pasando el transductor por la piel del escroto y valorando las distintas estructuras durante un tiempo aproximado de 30 minutos. El ecografista le explicará y le hará las cuestiones que crea oportunas acerca de los síntomas.

El radiólogo que es un médico experto en ultrasonidos, emite su informe y se lo hace llegar a su médico de atención primaria o especialista relacionado con la patología.

BENEFICIOS:

  • Primera prueba de depistaje de patología testicular.
  • No invasiva.
  • Disponible fácilmente.
  • No utiliza radiación ionizante.
  • Puede valorar la estructura, movimiento y función de órganos y vasos.
  • Exploración en tiempo real que constituye una excelente herramienta como guía en procesos mínimamente invasivos como la toma de biopsias.

RIESGOS:

  • No se conocen riesgos con este procedimiento.